¿Qué es carga modo 3 en un coche eléctrico?

La carga de un vehículo eléctrico, cuenta con la normativa de la Comisión Electrotécnica Internacional (IEC) 62196, para el conjunto de conectores eléctricos y los diferentes modos de carga para los vehículos.

Normalmente, la batería de un automóvil eléctrico tiene cuatro modos de carga operativos, los cuales tres de ellos son de corriente alterna (AC) y uno de corriente continua (DC).

Modos de carga de un vehículo eléctrico

Modo operativo de carga 1

Este tipo de carga eléctrica es de corriente alterna y puede hacerse desde una base de enchufe doméstico (enchufe tipo Shuko); es lenta y no se tiene comunicación entre el vehículo y el punto de carga; el tiempo de duración será en función de la capacidad de la batería.

Es la más común, pues se realiza desde la casa y en horas de la noche, en la cual la tarifa contratada tiene un coste menor; la red monofásica, emplea la misma intensidad y voltaje eléctrico que el de la vivienda.

Es decir, 16 amperios y hasta 250 voltios, lo que se traduce en que el punto entrega aproximadamente 3,7 kW. Rn red trifásica, el voltaje es de 480 voltios y 11 kW de potencia máxima, lo cual favorece el tiempo de carga pues será menor en comparación con una red monofásica.

Modo operativo de carga 2

La diferencia de este tipo de recarga con el anterior es que el cable incluye un sistema de protección y un interruptor diferencial, lo cual evita tener una mala conexión del vehículo a la red de energía eléctrica y también, puede activarse o desactivarse la recarga.

El conector del cargador que puede ser Mennekes o CHAdeMO, se introduce en la entrada del vehículo y el conector de carga de la infraestructura, el cual se enchufa en la caja de carga del punto de carga. Tiene una intensidad habitual de 16 amperios hasta un máximo de 32 amperios.

Modo operativo de carga 3

En este modo la carga es semi-rápida y se realiza mediante el uso de un cable de carga el cual estará conectado de manera fija en el punto de carga y el conector de carga para vehículos se debe enchufar en la entrada de este.

Es un modo algo exclusivo para automóviles eléctricos, por el sistema de alimentación y la protección y el control que se incorpora al punto de carga, el cual monitoriza dicha carga y detecta la conexión del vehículo.

La intensidad del mod 3 normalmente es de 32 amperios, aunque en ocasiones permite hasta 63 amperios con una potencia normal que va entre 8 y 14 kW.

En monofásica completa una carga aproximadamente en tres horas, siendo una opción excelente en aparcamientos o para cargar en casa en horas de la noche.

En trifásica, tiene una intensidad de 63 amperios y de entre 22 y 43 kW, lo cual permite que el tiempo de carga se reduzca a menos de una hora y por el tipo de tecnología que emplea, permite realizar una recarga inteligente y desarrollar de redes inteligentes, es decir, con Smart Grids; es el modo más utilizado es áreas públicas, aparcamientos, centros comerciales, entre otros.

Modo operativo de carga 4

Este tipo de carga normalmente se realiza en electrolineras, pues es una carga rápida, la cual transfiere potencias de carga bastante elevadas.

En la carga de corriente continua, el transformador AC/DC se encuentra fijo en el punto de carga, para evitar cualquier problema de pérdida de energía o de calentamiento.

El vehículo debe enchufarse durante media hora o menos, con lo cual se obtendrá una carga de 80% del batería, la intensidad y el voltaje son de 600 voltios y de hasta 400 amperios y la potencia máxima es de entre 125 y 240 kW.

Para realizar es importante que exista una adecuación de la red eléctrica, por lo que las infraestructuras resultan muy costosas.

Conectores para modo 3

Este modo de carga requiere de un dispositivo WallBox, el cual es un punto destinado de forma exclusiva para la recarga de vehículos eléctricos, el cual incorpora distintos sistemas de protección necesarios para la seguridad de la instalación eléctrica y la seguridad del vehículo.

Para esta recarga se requiere de un conector específico, los cuales serán tipo 1 (SAE J1772) o tipo 2 (IEC 62196-2), esto dependerá del tipo y modelo de automóvil.

Debido a los avances tecnológicos, respecto de la potencia y la capacidad de la batería el modo 3 es la forma mas segura y confiable de recarga de un vehículo eléctrico.

Modelos de cargadores para el Modo 3

Es necesario para ejecutar la recarga de vehículos eléctricos en modo semi-rápida o modo 3, instalar un equipo de pared o WallBox, junto con un sistema de protección eléctrica, el cual tiene como finalidad proteger la red eléctrica, el equipo de recarga y el vehículo; estos equipos están disponibles tanto para redes monofásicas como trifásicas y entre los mas buscados tenemos los siguientes modelos:

EVBOX Elvi

Este cargador de vehículos eléctricos de carga semi rápida (Modo 3), da servicio entre 3,7 kW (230 vatios) y 22 kW (400 vatios); puede usarse en garajes particulares, comunitarios o empresas.

Cuenta con soporte de pared (WallBox), una estación de recarga Elvi y un cable de recarga. Comprueba los consumos realizados por las cargas del vehículo eléctrico conectándose a la APP Hey EVBox. El coste va desde 787 euros hasta 1.234 euros.

Policharger IN

Este cargador de vehículos eléctricos para modo 3, cuenta con 7,4 kW en redes monofásicas de 230 V o hasta 22 kW en redes trifásicas de 400 V, que presenta las siguientes características:

  • Tiene control dinámico de recarga.
  • Programación de hora para iniciar y finalizar la recarga.
  • Retroalimentación del estado de la recarga en la pantalla LCD que muestra la corriente y la energía consumida.
  • La caja está elaborada en plástico ABS con un grado de protección IK 10.
  • Cuenta con velocidad de recarga variable entre 6 amperios y 32 amperios.
  • Incluye colgador para la manguera.