Cargar coche eléctrico en la calle

¿Cómo se carga un coche eléctrico?

Como es evidente, la batería del coche es una de sus partes más fundamentales. Esto hace que, además de seguir con precisión las instrucciones dadas por el fabricante (disponibles en el libro de mantenimiento del coche), es muy recomendable que se haga un uso correcto del proceso de recarga. Esto significa no dejar que la batería del coche se descargue totalmente.

Lo más recomendado para aprovechar al máximo la vida útil del coche es recargar la batería de este en el momento en que se tenga un 30 % de carga.

Recordemos que los coches eléctricos hacen uso de un puesto de carga el cual puede estar situado ya sea en la zona lateral trasera del vehículo, o en la parte delantera.

Es importante que antes de enchufar el coche a una toma de carga, se haya verificado que tanto el enchufe como la instalación en si sean eléctricamente compatibles para el proceso de carga del vehículo eléctrico.

Tengamos presente que, si llevamos a cabo el proceso de carga en una zona doméstica, este precisara de una mayor cantidad de tiempo para completarse; en puntos de recarga ubicados en la calle suele ser un proceso mucho más rápido.

El momento ideo para realizar la recarga del vehículo suele ser por las noches, pues las tarifas son menos costosas, llegando a ser hasta un tercio respecto al precio durante el día.

Tiempos de carga de un coche eléctrico

El tiempo que se necesita para llevar a cabo el proceso de carga de un coche eléctrico está muy relacionado con los diferentes conectores y los puntos de recarga disponibles.

En general, en lo que a la recarga se refiere, podemos encontrar dos tipos: lenta o rápida; sin embargo, luego pueden encontrar también otras divisiones. A continuación, presentaremos las diferentes recargas disponibles.

Carga lenta

Este es el tipo de recarga que se utiliza en las zonas domesticas por medio de los famosos enchufes Schuko.

Estas son instalaciones que cuentan con 10 A de corriente. Para que tengamos una idea un poco más clara, un vehículo eléctrico que haga uso de una batería de 38,3 KWh podrá estar 100 % cargado (partiendo de una batería prácticamente vacía) en un periodo de unas 16 horas. Este es un tipo de recarga que cada vez es menos común.

Carga normal

Este es un tipo de recarga idea para quienes necesiten cargar por completo el coche eléctrico por las noches. En este caso, se cuenta con una corriente de entre 16 y 32 A y una potencia de 3,6 kW hasta 7,4 kW.

Como ya hemos mencionado, lo ideal es cargar el coche cuando la batería se encuentre con un 30% de su capacidad.

Haciendo uso de una potencia de 7,4 kW, es posible llegar a cargar una batería de coche eléctrico en un periodo de 6 horas.

Carga Semi – rápida

En estos casos se hace uso de unas potencias de entre 11 kW y 22kW. Como es evidente, los tiempos se reducen de manera considerable. Tomando como ejemplo a una batería de 38,3 kWh, es posible recargarla de 0 a 100 % en tan solo un periodo de 2 horas.

Carga rápida

Este es el tipo de recarga ideal si se requieren hacer viajes largos. En este caso estamos hablando de utilizar potencias de hasta 100 kW para recarga una batería. Esto significa que el proceso de recarga puede llevarse a cabo en tan solo un periodo de 54 minutos.

¿Cuál es el costo de cargar un coche eléctrico en la calle?

Resulta que una de las preocupaciones más grandes de los usuarios respecto a los coches eléctricos, es el tema del coste a la hora de recarga la batería.

Para tener una idea más clara, primero que nada, consideremos el precio de la gasolina, el cual suele ser de 1,4 euros el litro. En el caso del diésel, el coste pasa a ser de 1,25 euros el litro.

Ahora bien, ¿Qué pasa con los precios de los coches eléctricos? Bueno, resulta que estos dependen mucho de la compañía y del tipo de recarga.

Por ejemplo, si optamos por una carga semirapida, los precios más bajos los encontramos en Iberdrola y Cargacoches, ambas con un coste de 0,15 euros. Por otro lado, Edp y Repsol son las compañías más costosas en este tipo de recarga con 0,39 y 0,35 euros, respectivamente.

En el caso de la carga rápida (50kW) los precios más bajos los encontramos en Iberdrola (0,30 euros) y Easycharger (0,30 euros). Wenea y Etecnic cuentan con un precio de 0,45 euros, siendo estos los más elevados.

En el caso de la recarga superrapida (150 kW) nos encontramos con que solo Iberdrola es capaz de prestar este tipo de servicio con un coste de 0,40 euros.

Con todo esto en mente, podemos hacer un pequeño calculo y darnos cuenta de lo siguiente: en el caso de la gasolina, 100 kilómetros equivalen a un gasto de 8,4 euros y, en el caso del diésel, 7,5 euros.

Si ahora comparamos estos precios con lo que costarían esos mismos 100 kilómetros, pero en el caso del coche eléctrico, nos encontramos con que, por medio de Iberdrola, el precio de recorrer 100 kilómetros equivale a 4,8 euros.

Esto nos muestra que los precios relacionados con los coches eléctricos son considerablemente menores que sus contrapartes tradicionales.

Disponibilidad de puntos de recarga en España

Se estima que en España existen operativos uno 3.650 puntos de recarga en la calle. Como es evidente, estos puntos están distribuidos entre electrolineras, centros comerciales, hoteles, restaurantes o supermercados.

Sin embargo, eso no quita que contar con una estación de recarga a una distancia menor de 100 kilómetros es más que una posibilidad.

Las políticas relacionadas con los coches eléctricos y la distribución de puntos de recarga tanto en España como a nivel europeo han permitido que cada vez sean más personas las que puedan llegar a beneficiarse de esta forma alternativa de movilidad que poco a poco está desplazando a los coches más tradicionales de combustión interna.

¿Necesitas Instalar un Cargador? Solicita Presupuesto Aquí