Estaciones de recarga en estaciones de servicio: coste e instalación

Contar con un vehículo eléctrico es una apuesta segura a la sostenibilidad y mejora del medio ambiente, pues estimula la ecología y el uso de energías renovables que no liberan agentes contaminantes que afecten el planeta.

Sin embargo, cualquier automóvil eléctrico necesita contar con una estación de carga que le permita mantener el nivel de su batería elevado, pues esto le permite recorrer muchos kilómetros más. Tener este servicio en una gasolinera es una apuesta segura para poder continuar recorriendo las rutas que se deseen de forma segura.

Este proceso se convertirá en obligatorio muy pronto

De acuerdo con lo establecido en el proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética, una gran parte de las estaciones de servicio de España que ofrecen tanto diésel como gasolina, estarán obligadas a colocar una estación de carga rápida para vehículos eléctricos.

Dicha infraestructura carga eléctrica debe tener una potencia equivalente o mayor de 50 kW de corriente continua, pues el objetivo principal es permitir que el automóvil cargue rápidamente.

Este proyecto también establece que las gasolineras que venden más de cinco millones de litros de gasolina o gasóleo, disponen de la capacidad financiera para realizar la inversión que esto requiere, por lo que tendrán que contar con puntos de electricidad para coches eléctricos. Estas estaciones de servicio son el 9% del total disponible en el país.

¿Qué inversión o cuál es el coste que puede tener esto para los dueños de gasolineras?

De acuerdo con lo que estima el gobierno español, el impacto que tendrá esta nueva medida para las estaciones de servicio con mayor volumen de ventas será mínimo, pues el coste puede ser de unos 44 millones de euros aproximadamente, considerando todos los gastos asociados a ello.

Ahora bien, esto calculado con base en la colocación de puntos de 50 KW, pero si se instalan de 100 Kw, que son los súper rápidos, la inversión puede elevarse a unos 100 mil o 200 mil euros, cuyo impacto sería de unos 111 millones de euros si se hace la instalación en todas las gasolineras dispuestas en el país.

¿Dónde se ubican estas estaciones de servicio?

La distribución de las estaciones de servicio que deberán contar con estaciones de carga para coches eléctricos por electroforesis u otro mecanismo se relaciona directamente con las áreas que tienen mayor demanda, en especial aquellos núcleos de población grandes, así como los puntos neurálgicos y las zonas industriales ubicadas en toda la red de carreteras españolas.

Alternativas ecológicas para estaciones con energía renovable

Hoy en día, es posible instalar estaciones de recarga para coches eléctricos que cuenten con una carga eléctrica proveniente de energías renovables, tal como las placas solares o la energía eólica.

Puntos de carga con placas solares

A este tipo de estaciones de recarga se les conoce como fotolineras porque su energía proviene de la solar, que es captada por medio de paneles o placas solares. Es un mecanismo que ofrece un sistema de carga totalmente limpio y económico para recargar la batería de cualquier automóvil eléctrico.

Son estaciones que hacen más eficiente un punto de recarga y no exigen el uso de recursos no renovables para ello.

Puntos de recarga con energía eólica

Estas son las estaciones de recarga que contienen un pequeño aerogenerador que le permite aprovechar la velocidad del viento para la generar energía eléctrica con la que se cargan los coches y motos eléctricas. Se puede combinar también con el mecanismo anterior.

Estos puntos son ideales para los lugares en los que el viento es constante y corre a una velocidad considerable, tal como ocurre con la Península Ibérica, resultando un área en la que las estaciones de servicio pueden optar por este tipo de energía totalmente renovable y nada contaminante.

Ya sea en entornos urbanos, rurales o industriales, este tipo de energía representa una solución interesante y económica para las estaciones de servicio que deben instalar las estaciones de recarga para coches eléctricos, pues es un proceso que cuenta con el apoyo legislativo en todo el país.

Las estaciones de carga para coches con energía renovable son de dos tipos

Los propietarios de las estaciones de servicio que optan por un punto de recarga con placas o aerogeneradores, tienen la alternativa de optar por dos tipos de sistemas: la aislada y la de autoconsumo.

Instalación aislada

Se refiere a una instalación eléctrica que está totalmente aislada y desconectada de la red de electricidad del país, pues cuenta con una serie de baterías que le permiten acumular la energía captada y tenerla disponible para cuando se necesite. Sin embargo, tiene la desventaja de que el proceso de carga se lleva a cabo con más lentitud.

Instalación de autoconsumo

Se trata de la instalación que sí está conectada a una red de electricidad, con la que se garantiza el suministro de energía al punto de recarga para un vehículo eléctrico, que se realiza en tiempo real y la potencia depende directamente de la capacidad fotovoltaica o eólica que exista.

En estos casos, una vez que se recarga el automóvil, el excedente de energía se transmite a la red de electricidad, por lo que no se pierde.

Cualquiera que sea el mecanismo que se implemente en estas estaciones de servicio, las empresas del sector terciario como Iberdrola y Cepsa, por ejemplo, trabajarán en conjunto para brindar un buen servicio de calidad a los conductores de coches eléctricos.

Ventajas de la instalación de estos puntos en las gasolineras

Cuando una gasolinera instala este tipo de estaciones de recarga para coches eléctricos, adquiere una serie de ventajas interesantes como el hecho de que más allá de combustible y lubricante puede ofrecer un servicio nuevo, lo que le permitirá captar clientes nuevos.

Además, esto permite a los dueños de las gasolineras tener una previsión y adelantarse a lo que viene, pues el proyecto se aprobará en cualquier momento y tendrán que adaptarse a esta nueva tecnología, pues los coches eléctricos serán los más usados en el futuro.

Deja un comentario