Central de recarga para coches eléctricos en garajes comunitarios y cómo instalarla

El automóvil eléctrico se ha convertido poco a poco en los favoritos de muchos conductores, en vista de que cuentan con una tecnología más ecológica que los coches convencionales, pues al funcionar con electricidad no generan gases tóxicos al medio ambiente.

Sin embargo, contar con un vehículo eléctrico requiere de la instalación de una estación de carga en un sitio en el que el automóvil permanece por un tiempo prolongado, tal como el aparcamiento de la vivienda o edificio.

¿Dónde recargar el coche eléctrico en un aparcamiento comunitario?

Hoy en día, existen varias alternativas para cargar la batería de un coche totalmente eléctrico o un vehículo híbrido eléctrico en un aparcamiento comunitario, con la instalación de puntos de recarga en estos lugares.

Es importante tener en cuenta que este proceso, en comparación con los centros de recarga privados, suelen ser un poco más costosos, debido a que exigen el uso de más cable y otros materiales. Así, según el tamaño y dimensiones del sitio, puedes optar por un cableado en la instalación del enchufe del garaje o desde el contador de una vivienda hasta el dentro de recarga del garaje.

Cableado desde el contador de tu vivienda

En caso de que vivas en la comunidad en la que estacionas tu vehículo, la alternativa más viable y económica es la de hacer el cableado desde el contador que ya está instalado en tu vivienda hasta el punto de recarga, conocido como wallbox. Esto te evita tener que tramitar y pagar un contador nuevo.

Con ello, evitas tener que pagar otra factura por extra por el servicio de energía eléctrica no tienes que pedir autorización alguna para ello, pues el consumo de la electricidad será contabilizado directamente como si fuese de tu casa.

Gestor de recarga

Cuando existe una plaza de aparcamiento dentro de un garaje comunitario cuyas dimensiones sean grandes, es una excelente opción decidirse por el gestor de carga, que es un contador propio para la comunidad. Así, cuando un vecino necesita un punto de recarga, solo tiene que solicitarlo a la persona responsable del gestor.

Con este mecanismo, todos los meses se emite una factura individual para los usuarios que tienen un punto de recarga, pues de esa manera esto suele salir más económico.

Nuevo suministro de electricidad

Si lo deseas, también puedes solicitar un nuevo sistema de suministro de electricidad para el punto de recarga. Esto supone hacer el trámite para gestionar la instalación de un contador nuevo, el cual pasa a ser propiedad exclusiva de la persona que realiza la solicitud, la cual puede hacer la contratación con la compañía eléctrica que desee.

Otras alternativas viables

Hoy en día tienes otras alternativas al momento de instalar un centro de recarga para un coche o motocicleta eléctrica, las cuales se ejecutan dependiendo de las condiciones propias del garaje; por ejemplo, es posible desviar un cable desde tu piso hasta la plaza o punto de recarga, siempre que esté ubicado en las primeras plantas y no afecte la estética del edificio.

Todos estos servicios puedes solicitarlos, ya sea que vivas en Barcelona o en cualquier otra provincia de España, donde encuentras especialistas en la materia que pueden proporcionarte la mejor asesoría al respecto, para que puedas instalar un punto de recarga en el garaje con un enchufe Schuko o del modelo que más te convenga.

Proceso de instalación del punto de recarga en el garaje comunitario

Antes de llevar a cabo cualquier procedimiento para instalar una estación de carga en un garaje comunitario, el primer paso que debes dar es notificar a la comunidad lo que piensas hacer. En este caso la Ley de Propiedad Horizontal es muy clara en el hecho de que no necesitas ninguna aprobación por parte de la junta de propietarios.

En este caso, te recomendamos que consignes a los responsables de dicha organización un documento en el que notificas que instalarás un punto de recarga para coches eléctricos en el garaje. Nadie debe oponerse a esto gracias a que la Ley te ampara.

¿Qué se necesita para hacer este tipo de instalación?

Las condiciones que se requieren para llevar a cabo la colocación de una central de recarga para coches eléctricos o híbridos en un garaje comunitario son bastante sencillos, pues se necesita un punto de suministro de energía de 230 VAC a 400 VAC, que tenga su respectiva conexión a tierra, el equipo de medida, la protección y el cuadro de mando general.

Dependiendo de la distancia que existe entre el punto de suministro y la plaza, se puede optar por alguna de las alternativas que te mencionamos previamente y resulte la más idónea para cada estacionamiento.

¿Qué tipo de inversión exige la instalación de este tipo de estaciones?

Tal como te explicamos anteriormente, según la distancia que existe entre el contador o punto de suministro hasta el lugar en el que se ubicará el enchufe, es uno de los factores determinantes de este proceso, pues según la cantidad de cable y otros elementos que se necesiten es la inversión que se debe realizar.

Sin embargo, algunas referencias establecen que el coste de este trabajo oscila entre los 1.000 y los 1.500 euros, con todo incluido; sin embargo, como cada caso tiene su particularidad, es mejor pedir asesoría de algún instalador eléctrico ubicado en la zona.

Aun cuando parece un procedimiento bastante costoso, las ayudas públicas para la compra de este tipo de coches incluyen también esta inversión, por lo que puede que no sea tan difícil hacer la inversión. Existen alternativas para la compra tanto de automóviles nuevos como de segunda mano.

¿Y quién paga esto?

El propietario o usuario interesado es la persona que debe costear este proceso. En el caso de que sea un inquilino alquilado, debe solicitar previamente la autorización por parte del propietario de la vivienda, quien probablemente no se niegue, pues el inmueble ya debe contar con una instalación eléctrica con los Kw necesarios para ello.

¿Necesitas Instalar un Cargador? Solicita Presupuesto Aquí