¿Cuánto cuesta recargar un coche eléctrico?

Los coches eléctricos han llegado para quedarse, pues cada día son más las personas que deciden optar por este tipo de vehículos, cuya movilidad es más sostenible, en cuanto a la emisión de gas nocivo, comparado con aquellos coches de combustión que tienen motorizaciones tradicionales como gasolina o diésel.

En términos económicos genera menor coste recargar una batería de un automóvil eléctrico que llenar un tanque de carburante; sin embargo, tiene un coste variable en lo que respecta a cuándo, dónde y cómo hacerlo.

La recarga de un coche eléctrico, es un proceso bastante sencillo; sin embargo, es importante tener en cuenta una serie de factores y recomendaciones, pues de ello depende, que una adecuada recarga, mantenga el buen estado de la batería, logrando que tenga mayor vida y útil y que el coche funcione perfectamente.

¿Qué tiempo tarda en cargar la batería de un coche eléctrico?

Actualmente existen cuatro tipos de recargas, las cuales varían de acuerdo al tiempo y al modelo del coche. Loa tipos de recarga que se tienen disponibles son los siguientes;

Recarga lenta

Normalmente se utiliza un enchufe doméstico tipo Schuko y se hace en la comodidad del hogar; si embargo, este tipo de recarga puede tardar entre 12 y 16 horas para una batería media.

Recarga normal

Este tipo de recarga puede hacerse desde casa con un punto de recarga, mediante la instalación de un dispositivo wallbox; la carga se realiza a 16 A y a partir de 3,6 kW de potencia hasta los 32 A y 7,4 kW; y el tiempo de recarga aproximadamente es entre 6 y 8 horas.

Recarga semi-rápida

Este tipo de recarga se realiza con potencia desde los 11 kW hasta los 22 kW, normalmente suele estar en estaciones públicas, y privadas como aparcamientos, centros comerciales, hoteles, entre otros. Un coche eléctrico con batería media podría cargar en un 80% en aproximadamente 2 horas.

Recarga rápida

Es muy útil cuando se hacen viajes largos, en la actualidad existen estaciones de recarga de hasta 150 kW, Un coche eléctrico con una batería de 40 kW requerirá media hora aproximadamente para recargar la batería en un 80%. Este tipo de infraestructuras se encuentran en estaciones de recarga.

¿Qué se debe tomar en cuenta al momento de recargar un coche eléctrico?

El tema principal de la recarga es saber cuándo realmente debe cargar la batería y hasta qué punto, por ejemplo, las baterías de ion-litio, que son las más utilizadas, deben recargarse antes de que su capacidad operativa descienda hasta un 20 %, pero no debe extralimitarse la carga, pues lo ideal es que solo llegue a un 80 % de su capacidad total.

También es importante tener en cuenta el tipo de conector que se va a usar, el homologado como estándar en Europa es el conector tipo 2 conocido como Mennekes, pues permite efectuar cargas rápidas, tanto en instalaciones públicas como privadas.

La mayoría de las infraestructuras son capaces de detectar cualquier error de conexión, o el uso de un cable erróneo, por lo que la carga en este caso no podrá realizarse.

Es importante destacar que siempre debemos cuidar al momento de iniciar la carga, que el cable al punto de recarga debe estar perfectamente enchufado a la instalación, antes de conectar el cable al vehículo y al momento de desenchufarlo, se debe desconectar el cable del automóvil y posteriormente del punto de recarga.

Unidades de medida de los coches eléctricos

Para calcular el coste de recarga de un coche eléctrico, es importante identificar las medidas que se utilizan de forma equivalente, entre un coche eléctrico y uno de combustión, las cuales son las siguientes:

Kilovatio

Es la unidad que se utiliza para medir la potencia eléctrica, es decir, los caballos del coche; a mayor numero de kilovatios, el coche tendrá mayor potencia.

Esta mediad es útil para conocer la cantidad de electricidad que se requiere al momento de realizar la recarga; en otras palabras, la cantidad de combustible que se requiere para llenar el tanque de un coche de gasolina o diésel.

Por consiguiente, un cargador de un alto nivel de kilovatios, deberá cargar el coche en menor tiempo, siempre y cuando la batería admita una potencia elevada de carga.

Kilovatio/hora

Se refiere a la capacidad de energía que es capaz de almacenar una batería, es decir, el equivalente a un coche de combustión sería, la cantidad de litros de carburante que entran en u deposito.

Kilovatio hora a los 100 km

Es el consumo de electricidad de un coche eléctrico a los 100 km; lo ideal es que le vehículo suponga una cifra elevada en los dos primeros y lo mas baja que se pueda en el tercero.

Punto de recarga

Todos tenemos claridad, en el coste de desplazarnos de un lugar a otro, sobre todo si lo hacemos en un coche de combustión, pues conocemos perfectamente el coste de la gasolina y el diésel, el cual dependerá del proveedor, de la ubicación o de la competencia en el mercado.

Por ello, muchas personas optan por comprar un coche eléctrico, y su coste de recarga dependerá del punto de recarga; es decir, si se encuentra en casa o si se relaza en un punto de recarga público; de igual manera, influyen el hecho del tipo de tarifa, pues se debe considerar si la misma es regulada o libre.

Otro factor importante a tomar en cuenta para determinar el coste de recarga de un coche eléctrico es el horario en el que se realiza y la potencia de carga de la batería.

Como se menciono anteriormente, es importante determinar el punto de recarga; si son domésticos, se catalogan de la siguiente manera:

Punto de recarga en vivienda unifamiliar

Sin lugar a dudas, esta es una de las mejores alternativas para optimizar al máximo la recarga del coche, pues solo se requiere de una inversión bastante razonable, aproximadamente lo que puede costar el wallbox o el punto de recarga en caso de no hacerlo de forma convencional; pues aprovecha la infraestructura eléctrica de la vivienda.

Punto de recarga en garaje comunitario

Es una de las opciones más comunes, si el garaje se encuentra en el sótano del edificio, es posible que pueda llevarse un cable desde el contador de la vivienda, hasta la plaza donde se aparca el coche, de esta manera el punto de suministro será el de tu vivienda.

La otra forma que existe es en le caso de que el garaje de la edificación esté alejado de la vivienda, en este caso se deberá contratar un punto de suministro, lo que implica doble facturación y otro termino de potencia.

Tipos de tarifas

Básicamente las tarifas suelen dividirse en dos tipos, las tarifas del mercado regulado (PVPC) y las tarifas de mercado libre.

El precio voluntario al pequeño consumidor (PVPC), está regulado por el gobierno y esta estrechamente asociado a las variaciones del mercado de los mayoristas de electricidad.

Cuando se tiene un contador digital, el precio dependerá del horario y si el contador es analógico, se toma en cuenta la media del precio horario.

Por otro parte la tarifa de mercado libre, determina un precio trimestral o anual para el consumidor que contrata el servicio, lo cual permite conocer el coste de energía antes de recibir la factura; este tipo de servicio no hace distinción horaria ni por el tipo de contador instalado, de igual manera no está sujeto a la variabilidad del mercado, pero no es mas barato que el PVPC.

Tarifas PVCP

Un consumidor del mercado regulado, puede contratar cualquiera de las siguientes tarifas:

Tarifa 2.0A

Es básicamente la tarifa general o tarifa por defecto, la cual cuenta con un solo periodo de facturación, es decir, independientemente de la hora del día que se realice el consumo de electricidad, siempre se cobrará el mismo precio por cada kWh consumido.

Tarifa 2.0DHA

Se conoce como tarifa nocturna o eficiencia dos periodos, pues su periodo de facturación se hace en dos diferentes; es decir, que el precio de facturación dependerá de la hora en que se realice el consumo, por lo que consumir en horas valle resultará más barato que hacerlo en horas punta donde existe mayor demanda, la cual se establece de la siguiente manera: P1 (punta) Invierno: 12-22h / verano 13-23h y la P2 (valle) Invierno: 22-12h / verano 23-13h.

Tarifa 2.0DHS

Esta tarifa también se conoce como tarifa super valle o del vehículo eléctrico, pues es similar a la 2.0DHA, pero cuanta con tres periodos de facturación diferentes; los cuales varían de la siguiente manera: P1 (punta) 13 – 23h; P2 (Valle) 23-01h / 07-13 h y la P3 (supervalle) 01-07 h.

Coste de recargar un coche eléctrico en casa

Lo ideal es hacerlo en las horas en que el precio de la electricidad es mas barato, para determinar el pecio, tomaremos como referencia un coche eléctrico que consuma 16kWh cada 100 kilómetros, la siguiente tarifa incluye el coste del impuesto eléctrico y el IVA, con un rendimiento en la recarga de 85 %:

  • Tarifa 2.0 (P1): 0,13840 €/KWH – 2,6 €/100KM.
  • tarifa 2.0 DHA (P2): 0,07455 €/KWH – 1,4 €/100KM.
  • tarifa 2.0 DHS (P3): 0,06648 €/KWH –1,25 €/100KM.

Lo idea es hacerlo en la tarifa más barata, es decir en la P3 de la 2.0 DHS, con la cual el precio de moverse sería de 1,25 euros cada 100 kilómetros.

Adicionalmente al coste de la tarifa eléctrica, se den tomar en consideración los siguientes aspectos:

Coste de la instalación

Instalar un punto de recarga en la comodidad del hogar tiene un coste, el wallbox suele costar a partir de los 500 y 600 euros y sumado al precio de la instalación hacerlo representaría 1.500 euros aproximadamente.

Contratación de un nuevo punto de suministro

Esto supone que debe pagar una factura eléctrica adicional, que para una potencia contratada de 3 kW es de unos 150 euros anuales aproximadamente.

Aumento de la potencia

El coste de aumentar la potencia contratada es de aproximadamente 50 euros anuales por cada kilovatio adicional.

Consumo en horas pico

Si el servicio contratado tiene discriminación horaria, las horas pico tienen un coste mas alto que la tarifa normal.

Rendimiento de la carga

En muchas ocasiones, para calcular el coste de recarga, se toma en cuenta directamente el consumo del coche, lo cual dependerá de la potencia de carga y del modelo del coche eléctrico.

Coste de cargar un coche en un punto de recarga público

La recarga publica se divide en función de la potencia, pues se cuentan con recargas lentas, rápidas y muy rápidas. A esta consideración, se le añade la ubicación del punto (vía pública, hotel, centro comercial, etc.) y de la empresa que lo gestione (pública o privada).

Determinar el coste de la recarga tomando en cuenta todos estos factores, resulta un poco complicado; sin embargo, toando como referencia los principales proveedores de servicio de recarga rápida podemos determinar los costes en la siguiente tabla:

PROVEEDOR PRECIO (€/KWH) PRECIO (€/100KM)

Ionity (1) 0,79 14,22

Endesa X 0,49 7,84

Repsol 0,47 7,52

Wenea 0,45 7,2

EMT Madrid 0,40 6,4

Iberdola 0,30 4,8

tesla (3) 0,29 4,64

El precio medio de recarga em las electrolineras, se mantiene alrededor de los 0,50 euros por kWh recargado, aunque la variación de este precio dependerá de cada establecimiento. Por ejemplo, una recarga de 40 kWh tendrá un coste de 20 euros.

Coste de recarga en una electrolinera o una zona pública

Sin lugar a dudas, la recarga en casa resulta mucho mas barata, sobre todo si se hace en la noche, específicamente en la hora valle, pues es precio del kWh es menor, pero si no estas en casa, estos precios referenciales pueden ayudarte a escoger el que mejor se adapte a tu necesidad.

PUNTO DE CARGA PRECIO (€/KWH) Precio por recargar

un coche de 40 kWh

Algunos restaurantes, Gratis Gratis

Hoteles, supermercados.

Plazas públicas Entre 0,20 y 0,50 Entre 8 y 20 euros

Ayuntamientos

Electrolineras Desde 0,15 hasta 0,79 Entre 6 y 31,6 euros.

¿Necesitas Instalar un Cargador? Solicita Presupuesto Aquí