¿Qué es un punto de carga semi-rápida?

Un Automóvil eléctrico es un medio de transporte que usa energía para su funcionamiento. Aparte, ha ido ganando muchísima popularidad en los últimos años.

Sin embargo, a veces no se explica de manera sencilla a las personas las características que hacen a estos Vehículos que funcionan con electricidad tan especiales. De la misma forma, cuestiones asociadas a la recarga como los Tiempos o conectores se suelen dejar de lado.

Es por esta razón que, en este artículo de nuestra página web, vamos a tratar el tema de la recarga de un Vehículo eléctrico, con especial atención a uno de los tipos de recarga más interesantes, la carga semi-rápida y, al final, tocaremos un poco cosas relacionadas con los tipos de conectores que se usan durante todo el proceso.

Carga Semi rápida.

Este es un tipo de carga que se utiliza en las tomas SAVE. Tiene la particularidad de que puede trabajar tanto con corriente monofásica como con corriente trifásica.

En el caso de la corriente monofásica, lo usual es que se manejen 230 V y unos 32 Amperios, por lo que estaremos hablando de una potencia de 7,4 kW.

Todo esto quiere decir que, en promedio, la carga completa de nuestro Vehículo eléctrico tomara alrededor de unas 4 horas (esto dependerá de la capacidad de Carga eléctrica de la batería del coche).

La ventaja de esto es que se podrá realizar una carga que es mucho más rápida que el tipo de carga lenta sin la necesidad de hacer uso de corriente trifásica.

En cuanto al modo con corriente trifásica, las intensidades habituales de corriente y voltaje suelen estar en los 16 A y los 400 V respectivamente, obteniendo de esta manera unos 11 kW de potencia.

Por otro lado, también existe la posibilidad de usar 32 A y 400 V, por lo que en este caso se obtendría una potencia de 22 kW. En el caso de la corriente de 16 A, la batería de nuestro coche eléctrico podrá ser cargada en tan solo 3 horas.

Si por el contrario hacemos uso de la corriente a 32 A, el Tiempo de carga se reducirá a la mitad, siendo de apenas una hora y media. Si bien los Tiempos de carga se ven reducidos si se hace uso de la corriente trifásica, es importante saber que esto aumenta el coste de la inversión.

Este es un tipo de carga el cual está pensado para ser utilizado en lugares como supermercados, oficinas, flotas de Vehículos que pertenezcan a alguna Empresa, parkings o centros comerciales.

Tipos de conectores para recargar vehículos eléctricos

Muchas personas ignoran un factor sumamente impórtate a la hora de realizar la carga de sus respectivos Vehículos eléctricos: el cargador o conector.

Si, esto es algo que no solo puede determinar la eficiencia en la carga de nuestro coche, sino que directamente puede hacer que no podamos cargarlo por una falta de compatibilidad o por no ajustarse a los requisitos para un tipo específico de carga.

Es importante recordar que los tipos de conectores siguen sin contar con un estándar bien definido a nivel mundial, por lo que es común que nos encontremos con varios enchufes los cuales pueden presentar una curiosa variedad de tamaños y propiedades.

A continuación, vamos a comentar un poco los tipos de conectores más populares.

Conector doméstico (Schuko)

Este es un conector compatible con las tomas de corriente que se encuentran en Europa. Se caracteriza por contar con dos bornes y una toma a tierra.

Este conector puede llegar a ser capaz de tolerar corrientes de hasta 16 amperios. Es importante señalar que solo funciona para el tipo de recarga lenta.

Conector Tipo 1

Este es un conector que se suele conocer por el nombre de “Yazaki”. Este es el considerado estándar en los Estados unidos en lo que concierne a los Vehículos eléctricos.

Cuenta con un total de cinco bornes, dos de corriente, uno de tienda y dos que funcionan de forma complementaria, uno para la detección de proximidad y el otro para ofrecer controla en la comunicación con la red.

El conector Tipo 1 de nivel uno puede llegar a ser capaz de soportar corrientes de hasta 16 A y, en el caso del Nivel 2, se podrá lidiar con corrientes de 80 amperios en el tipo de recarga rápida.

Conector tipo 2 o Mennekes

Este es el conectar que más se suele utilizar no solo en España, sino en prácticamente toda Europa. El conector tipo 2 o también conocido como Mennekes, tiene la capacidad de ofrecer un mayor desempeño en comparación con los conectores que hemos mencionado anteriormente.

Este conector es capaz de lidiar con potencias de hasta 44 kW y, en corriente eléctrica monofásica, ofrecer hasta 16 amperios. Si por el contrario contamos con corriente trifásica, este conector es capaz de lidiar con 63 amperios.

Para tener una idea un poco más clara, si contamos con un coche el cuanto haga uso de una batería de 50 kWh, por medio de este tipo de conector, seremos capaz de cargar toda la batería en un periodo de 13,5 horas en el mínimo de rendimiento y en solo 1 hora si por el contrario contamos con las condiciones más optimas posibles.

Conector combinado (CCS)

Este es, probablemente, el conector que termine por convertirse en el estándar en todo el territorio de Europa. Estas disponibles en una gran variedad de modelos con diversos rendimientos.

Por norma, son capaces de lidiar con potencias de entre 43 kW y 50 kW. De nuevo, para que tengamos una idea un poco más clara, si contamos con un coche que use una batería de 50 kWh, esta podrá ser cargada completamente en un Tiempo de tan solo 1 hora.

El lado negativo de este tipo de conector es que su disponibilidad puede resultad complicada.

Conector tipo 3 (Scame)

Este es un tipo de conector el cual es apoyado, principalmente, por los franceses. Cuenta con entre cinco y siete bornes, pudiendo funcionar tanto en corriente monofásica como en corriente trifásica. Admite comunicación con la red y conexión a tierra. Puede manejas hasta 32 A.