Estaciones de carga en garajes comunitarios: métodos de instalación y coste

En los casos en que la plaza de garaje sea alquilada, puedes instalar la estación de recarga, solicitando previamente la autorización del propietario. Lo más idóneo es que éste te entregue por escrito y con su firma dicha autorización, evitando así problemas a futuro.

El automóvil eléctrico sin duda alguna es el coche del futuro y eso requiere de una inversión para instalar la estación de carga donde el vehículo pase bastante tiempo, tal como un garaje comunitario, una vivienda unifamiliar, entre otros.

¿Qué alternativas existen para instalar este tipo de estación en un garaje comunitario?

Cuando se instala un punto de recarga para vehículo eléctrico en un garaje comunitario, el coste suele ser mucho mayor que el de un garaje privado, en vista de que suele requerir de más metros de cable. Precisamente por ello es que existen varias alternativas por las que se puede optar, dependiendo de cada situación.

Cable de alimentación directo desde el contador

Cuando vives en la comunidad en la que aparcas tu coche, puedes optar por la instalación de un wallbox o centro de recarga, colocando un cable de alimentación que vaya desde el contador que alimenta tu vivienda hasta la plaza donde colocarás el enchufe.

Esta es una alternativa que resulta muy viable, pues te saldrá más económica porque no tendrás que pagar la instalación de otro contador ni una factura aparte, pues la empresa de electricidad tomará el consumo desde tu propio contador. Es por ello que actualmente dicha opción es la mas implementada.

Suministro nuevo

Esto quiere decir que para la instalación del centro de recarga para vehículos eléctricos se necesita solicitar un nuevo contador y suministro, para lo que se debe crear un proyecto. Dicho contador pasa a ser de tu propiedad y con éste puedes contratar a la compañía de electricidad que más te convenga.

El gestor de carga

Este es el mecanismo má viable para quienes tienen una plaza de aparcamiento en un garaje comunitario que sea bastante grande, pues se basa en la instalación de un contador propio para la comunidad. En caso de que un vecino requiera un nuevo punto de recarga para su automóvil, solo debe hacerte la solicitud.

Con este sistema todos los meses se emite una factura individual para los usuarios que tienen su punto de recarga; esto hace que la cantidad a pagar sea menor, por lo que es un mecanismo más económico.

¿Otras alternativas?

Al momento de instalar una estación de recarga para un coche eléctrico en un garaje comunitario, existen otras alternativas a lo que te indicamos anteriormente, dependiendo especialmente de las especificaciones que tiene cada garaje. Es posible desviar un cable desde el piso, cuando éste queda en las primeras plantas, siempre que esto no afecte la estética del edificio.

¿Es necesario pedir algún tipo de autorización para esto?

Aun cuando la instalación de una estación de carga para coches eléctricos en un garaje comunitario es algo que no resulta tan sencillo, lo que respecta a la autorización de los vecinos sí es algo totalmente fácil.

Esto se debe al hecho de que la Ley de Propiedad Horizontal indica que no es necesario que esta decisión sea sometida a una aprobación por parte de la Comunidad de propietarios, pues basta con que se le entregue una notificación por escrito a sus administradores.

En este caso, la comunidad no se puede negar a que se realice la instalación de la plaza privada de un cargador, aunque sí tiene la potestad de sugerir que todo se lleve a cabo en un plazo no mayor a los 30 días.

Cuando se trata de una plaza de garaje que está en alquiler, es necesario que el arrendatario notifique al dueño de la propiedad la intención de instalar el punto de carga para coche eléctrico. Si éste da su visto bueno, se pueden iniciar los trámites automáticamente.

¿Y el gasto que esto representa? ¿Quién lo asume?

El gasto que representa invertir en una estación de carga para coches eléctricos en un garaje comunitario debe ser asumido totalmente por parte del interesado en ello. Sin embargo, para ello cuentan con algunos planes de financiamiento o subvenciones que ayudan a la persona a cubrir los pagos que exige este trabajo.

¿Qué nivel de potencia es necesario para hacer la instalación?

La potencia mínima que debes tener contratada para instalar estas estaciones de carga para vehículos eléctricos debe ser de unos 5,75 KW, pues es niel suficiente para que pueda cargar la batería de uno de estos coches. la mayor ventaja que tiene esto es que los coches suelen cargar en la madrugada, cuando el consumo es muy bajo.

¿Qué inversión se necesita para esto?

Las marcas que nos ofrecen coches eléctricos hoy en día, como la Volkswagen, la Mercedes-Benz, la Toyota, la Opel, la Peugeot y Kia Motors tienden a ofrecer a los clientes algunas promociones interesantes y ofertas para la instalación del punto de recarga del auto en la vivienda o garaje comunitario.

De hecho, algunas empresas suelen regalar al usuario tanto el punto de carga como la instalación, sin que tenga que pagar un euro más por ello. Además, existen algunas ayudas públicas para ello, así como las que proporciona el Plan Moves, donde también te brindan asesoría acerca del tipo de enchufe adecuado a la batería de cada coche.

En caso de que el concesionario que te vende el automóvil eléctrico no se haga cargo de esto, lo que debes hacer es contratar un electricista instalador autorizado, así como cumplir con las normas establecidas dentro del Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión acerca de la colocación de los puntos de recarga en los garajes.

¿Se debe cambiar la tarifa contratada?

Esto depende de varios factores, aunque sí es recomendable que se contrate a la empresa suministradora del servicio una discriminación horaria que asegure que en las horas de recarga que se tienen previstas el precio del KW sea más bajo, pues esto garantiza un pago menor en la factura mensual.

Deja un comentario