¿Cuánto consume un cargador de coche eléctrico?

Esta es una duda común entre los usuarios de automóviles eléctricos, y es que claro, se relaciona directamente con el aspecto económico y la rentabilidad que ofrecen estos coches. Asimismo, si como usuario de los clásicos coches de combustible estas pensando en formar parte de los coches eléctricos o vehículos híbridos enchufables, es importante que conozcas todos los aspectos relacionados con su consumo.

En este sentido, para aclarar todo este tipo de dudas, además de comentar los siguientes lugares donde puedes recargar la batería de tu automóvil eléctrico, también te enseñaremos a base de ejemplos reales como se relaciona el consumo con tu economía. Así que continúa leyendo y toma nota para no perderte de nada.

¿Cuánta es la potencia mínima que necesita un automóvil eléctrico para cargarse?

De manera general, 2.3 kW es la potencia mínima que se requiere para cargar un automóvil eléctrico, de igual manera se recomienda emplear una potencia de al menos unos 3.6 kW. En ese sentido, para un punto de recarga, se recomienda que la potencia de este sea de al menos 7.4 kW, ya que especialmente reduce el tiempo de carga de la batería.

De esta manera, se permite que el coche al cargarse por la noche cuente al día siguiente con la batería completamente recargada, ya que al tener una potencia menor el punto de recarga, los tiempos pueden aumentar de manera notable, llegando incluso a las 10 horas.

Te pongo un ejemplo para que entiendas muy bien la importancia en la potencia del punto de recarga:

La batería media en los coches eléctricos tiene una potencia de 35 kWh, la cual tarda en recargarse aproximadamente 15 horas si el punto de recarga es de 2,3 kW de potencia, si esta aumenta a los 3,5 kW de potencia, estaríamos hablando de unas 10 horas para completar la carga del coche, pero, si esta sube a unos 7,4 kW por parte del punto de recarga, la duración de la recarga sería solo de 5 horas aproximadamente.

¿Dónde puedo cargar mi coche eléctrico?

Más allá de la potencia requerida para cargar la batería de tu automóvil eléctrico, vale decir que tienes muchas opciones para realizar la carga del mismo en diferentes escenarios, y, si quieres determinar el precio mensual que podrás gastar en las recargas, más adelante tocaremos ese punto con ejemplos detallados para que te hagas una idea. Por ahora vamos a tocar los diferentes sitios donde podrás realizar la carga de tu vehículo eléctrico, los cuales son:

Con un punto de recarga en casa

Como ya explicaremos más adelante, realizar la recarga de un automóvil eléctrico en casa no sólo es la manera más cómodas y práctica, sino que además resulta más rentable para tu bolsillo, especialmente cuando se requiere cubrir la carga de hasta el 90 – 100% de la batería.

Salvo distancias largas o escenarios donde se requiera estar constantemente fuera de casa, un punto de recarga en casa resulta mucho más óptimo que hacerlo fuera de ella.

Además, con los diferentes planes de ayuda que ofrece el gobierno de España podrás optar más posibilidades para llevar a cabo la instalación de un punto de recarga en tu hogar. Sin duda por todo esto, esta manera de recarga se encuentra en el primer puesto de esta lista.

Puntos de recarga repartidos en el territorio español

En España podemos ubicar estos puntos de recarga en diferentes lugares, siendo los grandes supermercados, hoteles o centros comerciales los espacios más comunes con puntos de recarga.

La manera en que funcionan estos puntos de recarga es ideal para llevar a cabo otras actividades a la par que se recarga el vehículo, asimismo, cuentan con la gran ventaja de que son recargas muy económicas llegando al punto de ser gratuitas para los clientes fijos, esto por acciones con valor añadido por parte de los que controlan estos puntos.

Reservación de plazas de parking

Esta representa una alternativa bastante rentable cuando no se cuenta con un punto de instalación en casa, ya que puedes reservar tu plaza y proceder a recargar la batería de tu coche eléctrico.

En ese sentido, en las diferentes ciudades de España las plazas de parking cuentan con un punto de recarga y una potencia de 160 kWh dentro del precio mensual del alquiler.

Los diferentes puntos de electrolineras a lo largo del país

Básicamente, como su nombre lo indica, las electrolineras realizan las funciones que las gasolineras convencionales para los vehículos de toda la vida. Asimismo, las electrolineras resultan especialmente requeridas al momento de hacer viajes largos y recargas rápidas. Del mismo modo, puedes encontrar diferentes electrolineras en la mayoría de estaciones de servicio o gasolineras.

Ya comentaba que se tratan de cargas rápidas, y es que las electrolineras manejan potencias muy superiores a las que se encuentran en los puntos de recarga en casa. Es por ello que al momento de viajar o acudir a una electrolinera es necesario asegurarse que el vehículo disponga de la capacidad para resistir alarmas potencia, ya que estos sitios la potencia puede llegar a superar en corriente continua los 150 kW.

¿Cuánto cuesta recargar un coche eléctrico en nuestra casa?

La respuesta a esta interrogante resulta un tanto compleja, y es que son muchos factores los que intervienen para sacar conclusiones al respecto.

De igual manera, para empezar es necesario contar con la capacidad total de la batería, y para esto vamos a usar el ejemplo al nuevo vehículo Volkswagen ID.3, y, dentro de esta categoría vamos a optar por su batería de acceso. Dicha batería tiene cualidades de alta tensión, la cual tiene una cifra total de 55 kWh que se deben cargar.

Si en casa cuentas con un punto de recarga, debes saber que en la actualidad tiene la opción de cargar cualquier automóvil eléctrico si dispones del cargador conectado a tu contador, aprovechando de esta manera la máxima potencia contratada, con la que podrás recargar la batería de tu coche eléctrico en cualquier momento del día.

Cabe destacar, que la mayoría de hogares en España la media de potencia contratada se encuentra en un rango de 3,45 a 5 kW, siendo unas cifras más que adecuadas. Igualmente, todo esto lo conocerás más adelante.

Suponiendo que tu casa tiene una potencia contratada de 4,6 kW, si restamos la cifra total del consumo medio en un hogar, aún seguimos teniendo casi 4 kWh disponible para la carga del coche eléctrico durante el periodo nocturno, cuando la mayoría de equipos consumidores de energía tienen un consumo nulo o en lo más mínimo.

Ejemplo de 55KW con un Volkswagen ID.3

Volviendo de nuevo al ejemplo del Volkswagen ID.3 y sus 55 kW, debemos partir desde la base que su carga completa puede tardar un poco más de 13 horas. Si bien es una cifra que puede parecer exagerada, pero, es importante poner ciertos factores sobre la mesa:

Ese tiempo se cumple sólo cuando el coche está completamente vacío, y no es recomendable dejarlo bajo de carga, por lo que nunca se recargará estando en 0%.

Por otro lado, también existe la alternativa o, de aumentar la potencia contratada (aproximadamente a unos 7 kW), o de optar por planes nocturnos de recarga, los cuales ayudan a subir la potencia contratada y así reducir el tiempo que puede tardar el vehículo en cargarse.

Siguiendo con el modelo ID.3, si en este caso la potencia contratada aumenta a 7 kWh y además partimos de la base que no se recargará el vehículo estando en un 0% (se recomienda que los coches estén en un 15 – 20%), podemos deducir que el tiempo de carga pasará de esas 13 largas horas, a un tanto más de 6 horas.

Conclusión

Ahora bien, ya teniendo el conocimiento de tiempo que puede llegar a tardar, es momento de elegir el momento del día que se cargará al automóvil eléctrico y, esto si es más imprescindible, que sea en casa, ya que es donde resultará más económico el precio por cada kW. En ese sentido, el espacio nocturno siempre es el más económico, ya que si nos hacemos con un precio total de 1 céntimo de euro por cada kW en la noche, sumado a un cargador de 7,4 kW de potencia para la carga de una batería de 50 kW, aproximadamente se cargará entre 6 u 8 horas, lo cual puede llegar a tener un precio de unos 50 céntimos por el coste de la energía.

Súmale el coste fijo de tu instalación eléctrica

Obviamente, a todo esto se debe sumar al alquiler del contador y todo el tema de los impuestos, pero igualmente, con buenas tarifas de la luz, la carga de una batería de 50 kW por incluso un precio inferior a 1€ la carga. Asimismo, si el consumo de media cada 100 km es de 16,5 kWh, manteniendo una conducción moderada pueden resultar fácilmente unos 300 km de recorrido, y esta distancia por sólo 1€ de electricidad es bastante productivo todo esto.

De igual manera, como ya comentaba, puedes optar por diferentes tarifas con precios variables, los cuales pueden ir desde los 0.04 hasta los 0.09 céntimos por cada kW. Asimismo, todo depende del mercado, pues el regulado siempre será más económico que el mercado libre.

¿Cuánto cuesta cargar un coche eléctrico en un cargador?

En este caso, muchos de los usuarios de automóviles eléctricos se enfrentan al problema de no contar con un punto de recarga en casa, y claro, la rentabilidad y productividad de estos vehículos pasa por contar con un punto doméstico para la carga de la batería.

En este contexto, también tenemos diferentes escenarios, puesto que podemos optar por cargar el vehículo en las grandes superficies, cuyos cargadores tienen potencias de 3,5 hasta 11 kW, y todo de manera mucho más rentable en comparación a los precios elevados de muchas electrolineras, los cuales pueden llegar hasta los 0.75 céntimos de euro (incluso más) por cada kWh.

Siguiendo con el ejemplo del Volkswagen ID.3 con su 50 kW, y partiendo desde el punto que una recarga puede tener un mínimo de 0.29 céntimos por cada kWh, por lo que si realizamos el cálculo, una recarga puede tener un precio de 14€ aproximadamente. No obstante, este monto puede aumentar aún más si tenemos en cuenta los puntos de recarga más costosos, donde la carga completa de la batería puede estar entre los 25 – 30€ o incluso más, y, si tenemos en cuneta modelos más avanzados como el Volkswagen iD.4, cuya batería es de 77 kW, con los que una recarga de la misma puede llegar hasta los 60€ en puntos de recarga más costosos.

Saliendo del precio por cargador de un coche eléctrico, podemos destacar como un aspecto positivo es la potencia y por ende la duración de estos cargadores, ya que en algunos casos llegan a tener una potencia superior a los kW/h, y, mientras el vehículo lo acepte, el tiempo de carga es bastante rápido. Retomando el ejemplo de una batería de 50 kW (la cual resiste la potencia del cargador), estamos hablando de 30 minutos de carga completa.

Entonces, ¿Cuánto cuesta cargar un coche eléctrico al mes?

Ahora ya para culminar, en primer lugar hay que tener en cuenta las distancias recorridas con el coche y el consumo medio del mismo. Pero en líneas generales, usando como ejemplo un consumo de 20 kWh por 100 km (en usos moderados) y, tomando la media que recorren estos vehículos de 1250 km mensuales, normalmente se consumirá al mes unos 250 kW. Ahora, extrapolando este consumo a la facturación del servicio de luz, el cual se puede encontrar entre unos 0,11 céntimos de euro cada kWh, tendremos un precio mensual a costera de 27.5€ mensuales.

En el caso de las recargas fuera de casa, usando el mismo consumo con una media de los 0,25€ cada kWh, el gasto total serían 62€ aproximadamente.

Obviamente estos costes son sólo ejemplos, y tampoco es necesario que adquieras un Volkswagen ID.3, pero igualmente funciona para que te hagas una idea precisa de la rentabilidad que supone un automóvil eléctrico, ya que además para este tipo de vehículos no hay límites en ese sentido.

¿Necesitas Instalar un Cargador? Solicita Presupuesto Aquí