¿Dónde cargar coche eléctrico gratis en España?

Tener un coche eléctrico es toda una innovación, porque sin lugar a dudas, será el vehículo de un futuro no muy lejano, aprender a gestionar la recarga de la batería del coche es uno de los puntos que más preocupan a sus propietarios, pues existen una serie de factores que se deben tomar en cuenta para hacerlo.

Lo ideal es contar con la mayor información posible, para evitar padecer de la llamada “ansiedad por la autonomía”; pues siempre se coloca la autonomía del vehículo por encima del precio.

El temor de quedarse en una vía publica porque el coche agotó la carga de la batería, es uno de los puntos principales que afecta la decisión de compra.

Actualmente se cuenta con diversas opciones de recarga para evitar que el coche se quede parado en cualquier lugar, puedes hacerlo en casa, en el trabajo o en diversos puntos de recarga que se encuentran en la vía con esa tecnología.

Por ello, presta mucha atención, ya que la información de este artículo te ayudará a despejar cualquier duda sobre este tema.

Punto de inicio

Es importante resaltar que el 70 % de los coches en España, duermen en la calle, por lo que necesitan un punto de recarga en el trabajo o una pública, adicionalmente en los últimos 3 años, se estimó un aumento de matrículas de vehículos con enchufes en casi el doble, pero la red solo lo hizo en menos de un 60 %.

Sin embargo, existen unos 213.000 puntos de recarga pública de los cuales el 14 % aproximadamente son de recarga rápida.

Uno de cada cuatro postes de recarga, tiene una potencia igual o superior a los 22kW, es decir, una carga semi-rápida, lo cual permite cargar la batería de un coche eléctrico en aproximadamente 3 horas.

Velocidades de carga

La velocidad de recarga de un vehículo eléctrico, depende de una serie de factores, en donde los más relevantes sin lugar a dudas, se refiere al hecho de la cantidad de energía que pueda suministrar la red eléctrica en la que lo enchufamos y la cantidad de electricidad que admite el modelo del coche.

De igual manera el tipo de conector es vital para realizar la carga, pues este es un gran condicionante operativo; lo más común es que el conector venga de serie solo con uno tipo Schuko, que se enchufa en la corriente de casa sin necesidad de tener una instalación especifica. Este tipo de conector es lento y solo admite carga de 2,3 kW.

El más usado en Europa es el conector Menekkes, el cual servirá en la mayoría de instalaciones públicas, salvo en aquellas que tienen carga rápida continua, el cual necesitaría un conector CCS.

De igual manera es importante conocer la capacidad máxima de carga que admite el coche, tanto en corriente alterna como en corriente continua y cuales son los cables requeridos para realizarla, independientemente si la recarga es gratuita o tiene un coste.

Las especificaciones están contempladas en las paginas web de los fabricantes, en las cuales los simuladores de autonomía, determinan el tiempo de carga basados en el modelo del vehículo; sin embargo, podemos nosotros mismos hacer el cálculo de forma sencilla; tomando la capacidad neta de la batería y luego dividirla entre la potencia suministrada por la red eléctrica de la instalación pública o privada.

Recarga en el trabajo

Calculando las actividades diarias, que puede tener un propietario de un vehículo eléctrico, es decir, ir y venir del trabajo, llevar los niños al colegio e incluso hacer unas compras, se calcula una media de desplazamiento entre 60 y 70 kilómetros, lo cual es posible recuperar con una pequeña carga diaria.

Es algo que no requiere de muchas horas y se puede satisfacer cargando el coche en las horas de trabajo o en un supermercado o centro comercial.

Tomando como referencia el ejemplo anterior se puede decir que 70 kilómetros diarios, costarían aproximadamente entre 2,2 y 4 euros en un coche eléctrico eficiente; y para un coche eléctrico de alto consumo se estima un coste entre 3,1 y 5,6 euros aproximadamente.

Recarga de un coche eléctrico en casa

Ya sea que contamos con un garaje propio o comunitario, independientemente del caso, se puede instalar desde un simple enchufe a un walbox para cargar el coche, este último dispositivo tiene una capacidad de carga hasta 7,4 kW, es importante recordar que, en el ámbito doméstico, la instalación debe tener por lo menos 10 kW de potencia.

Por supuesto, este tipo de instalaciones tiene un coste, lo cual va a depender de una serie de elementos como, por ejemplo, los metros de cable que se requieren para llegar desde el contador al enchufe, el tipo de conector que se va a usar y el tipo de tarifa a emplear.

Cuando el garaje es comunitario, la obre debe estar legalizada y normalmente debe hacerla una empresa autorizada.

En términos generales, colocar un enchufe tipo Schuko incluyendo la obra y cableado estándar tiene un coste medio de 400 euros y si le ponemos un adaptador Green Up para acelerar la recarga hasta 3,2 kW le sumariamos 100 euros adicionales.

Por otra parte, instalar un walbox tiene un coste aproximado entre 500 y 600 euros y sumando el coste de toda la obra llegaría fácilmente a costar alrededor de los 1.500 euros.

Otro punto es el coste de la electricidad consumida, lo cual va a depender del tipo de tarifa contratada, si es estándar o tiene precios por horario.

Este tipo de tarifas eléctricas suelen ser de tres tipos: normal, en donde el precio viene con independencia de hora, la tarifa tipo valle, la cual tiene distinción de hora en 2 periodos o si se cuenta con la tarifa supervalle, que distingue tres periodos horarios.

De acuerdo a esta información la recargar 100 kilómetros para un vehículo eléctrico, cuyo consumo sea de 14 kWh, tendrá un coste aproximado entre 1,12 y 2,1 euros; y un coche con gasto de 20 kWh entre 1,6 y 3 euros.

Recargas en redes públicas de pago

Si tenemos pensado salir de paseo entonces debemos tener la información de los puntos de recarga que existen en el trayecto, de al menos 50 kW; las opciones para ellos son recurrir a los puntos que facilita el sistema de navegación integrado del vehículo o beneficiarnos con cualquiera de las apps que ofrecen este servicio.

Las tarifas existentes son muy variables, pues oscilan entre los 0,29 euros y los 0,79 euros por kW. El coste va a depender de la empresa que proporciones el servicio de recarga, así como el modelo del coche y la capacidad de la batería.

Recargar fuera de casa

El precio de las electrolineras es variado, sin embargo, la media se mantiene en los 0,50 euros por kWh recargado, este coste dependerá del establecimiento. En las electrolineras conseguimos iniciativas de empresas privadas que prestan sus servicios de recarga; el más conocido sin lugar a didas es Tesla que cuenta con supercargadores en 30 puntos repartidos en todo España.

Puntos de recarga para el coche eléctrico gratis

A medida que aumenta la demanda de vehículos eléctricos en España comienzan a aparecer más estaciones de recarga, para satisfacer la demanda; si bien no es suficiente para cubrirla en su totalidad, el porcentaje es de aproximadamente un 60 %.

Los lugares donde probablemente puedas conseguir un punto de recarga gratuito son los siguientes:

Aeropuertos con puntos de recarga gratuito

Los principales aeropuertos del país, como Barcelona, Madrid y Palma de Mallorca, son actualmente los aeródromos que ya tienen diferentes puntos de recarga gratuita para cualquier coche eléctrico.

Estaciones de trenes

El ADIF (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias), está trabajando arduamente para implementar puntos de recarga gratuitos para vehículos eléctricos.

Centros Comerciales

Normalmente conseguimos puntos de recarga para vehículos eléctricos en los parkings subterráneos, al aire libre o en zonas cercanas.

Uno de los centros comerciales pioneros em tener un punto de recarga fue Carrefour, que, en la mayoría de sus centros, podías conseguir un punto de recarga; para hacerlo de forma gratuita, solo debes tener la tarjeta cliente de Carrefour.

Concesionarios, restaurantes y establecimientos comerciales

Muchos concesionarios ofrecen servicio de recarga gratuito en sus parkings para sus clientes, este mismo método lo emplean algunas de las grandes cadenas de restaurantes los cuales ya disponen de cargadores gratuitos para vehículos eléctricos.

De igual manera una gran variedad de cadenas de comidas rápidas como McDonalds, Burger King, entre otras; ofrecen este servicio en algunos de sus restaurantes. Las cadenas comerciales como IKEA o Bricomart, se han sumado a la instalación de puntos de recarga en sus parkings, los cuales son para sus clientes. Estas grandes cadenas incluso ofrecen estrategias de marketing, en las cuales te ofrecen descuentos y vales de compra para recargar.

Hoteles

Cada día son más las cadenas hoteleras que le ofrecen a sus clientes el atractivo adicional de poder recargar sus coches eléctricos en cualquiera de sus puntos de forma gratuita.

Grandes ciudades como Madrid, Valencia, Barcelona, Sevilla o Palma de Mallorca, se han destacado por ser precursoras en la instalación de puntos de recarga en sus establecimientos.

Servicios municipales

El creciente auge de los vehículos eléctricos, ha llevado a que muchas ciudades instalen puntos de recarga para este tipo de automóviles, en algunos casos son pagos y en otros son gratuitos.

Un ejemplo de ello es la ciudad de León, donde actualmente se desarrolla el servicio León eco City, que se refiere a la primera red de carga de coches eléctricos totalmente gratuita.

Empresas y puestos de trabajo

Mientras desarrollamos nuestra jornada laboral, también es posible recargar el coche eléctrico, pues cada vez son más las empresas, sobre todo aquellas vinculadas directamente a la automoción, que han instalado puntos de recarga para coches eléctricos totalmente gratuitos. Un ejemplo de ello son Nissan en Barcelona y las sedes de Endesa o Repsol.

Establecimientos y zonas de ocio

Cada día son más los establecimientos y las zonas de diversión que apuestan por tener un punto de recarga para coches eléctricos, como es el caso del Circuito Ricardo Tormo de Cheste en Valencia, o algunas zonas de aparcamiento de playa.

Algunos lugares donde puedes recargar tu vehículo eléctrico de forma gratuita

  • Centros comerciales El Corte Inglés.
  • Carrefour.
  • Burger King.
  • Bricomart.
  • McDonalds
  • Aeropuertos: Barcelona, Madrid, Palma de Mallorca.
  • Centro comercial X-Madrid.
  • Ifema de Madrid.
  • Mercadona.
  • Ikea.
  • Centro comercial príncipe Pio.
  • Centro comercial Moraleja Green
  • Centro comercial Gran plaza 2 de Madrid.
  • Centro comercial Arenas en Barcelona.
  • Centro comercial Gran Vía 2 en Barcelona.

Condiciones para cargar de forma gratuita un coche eléctrico

En algunos casos, aplican ciertas condiciones para poder realizar la recarga de un vehículo eléctrico de forma gratuita; en algunos casos se requiere cumplir con una serie de requisitos, como poseer tarjeta de fidelidad del establecimiento, dejar el DNI en la recepción, abonar una cantidad de euros el cual será devuelto al finalizar la recarga, entre otras cosas.

En algunos establecimientos, la carga es gratuita en un tiempo limitado o solo está disponible para clientes exclusivos de la tienda, el hotel o el restaurant.

De igual manera la recarga en determinados puntos, puede ser gratuita, siempre y cuando se utilice una tarjeta de la empresa que gestiona ese terminal.

Motivos para ofrecer recarga gratis

Esta es una interrogante más común de lo que parece, las razones de este hecho son variadas; en algunos casos este tipo de recargas suelen ser una estrategia para promover el desarrollo de la movilidad eléctrica, por el tema del cuidado del medio ambiente.

En otros casos es una forma de atraer nuevos clientes en un establecimiento comercial, hotel o restaurante; también muchas empresas optan por este método de recarga para uso de su propia flota de vehículos eléctricos e incluso para el uso de su personal.

Adicionalmente, los vehículos eléctricos mediante un conector tipo Schuko, puede cargarse en cualquier enchufe estándar, sin importar el lugar en que se encuentre, puede ser en estacionamientos, tiendas, hoteles entre otros; lo recomendable es pedir permiso al propietario de la toma antes de hacerlo.