¿Cómo es la itv del coche eléctrico?

Si deseas aprender ¿Qué ITV pasa un coche eléctrico? La respuesta a esta primera pregunta es un sí rotundo. , los coches eléctricos deben pasar la Inspección Técnica de Vehículos(ITV) exactamente igual que los diésel o los de gasolina.

Las nuevas formas de desplazarnos han hecho que el mercado de los vehículos este muy presente en nuestro día a día.

Concretamente, los vehículos que funcionan a base de lo que podemos catalogar como mecanismos más tradicionales: Diésel o gasolina, están sufriendo de la creciente popularidad de las opciones alternativas y más modernas de motorización y tecnología.

Con esto nos referimos a los vehículos que son eléctricos, de gas o vehículo híbrido eléctrico. La realidad es que estos han sabido no solo entrar en el mercado, sino que también les han ido quitando una significativa cantidad de personas a sus contrincantes más tradicionales.

Aumento de coches eléctricos

De hecho, segundos datos de la AECA-TV, solamente en el mes de septiembre, se estima que alrededor de unas 25.213 unidades de estos vehículos fueron matriculadas, lo que significa un para nada despreciable aumento del 36.6 % respecto al mismo periodo del año anterior.

Sin embargo, de la misma manera que ha aumentado el número de personas que han decidido apostar por un vehículo alternativo, también ha ocurrido un aumento en el desconocimiento y la confusión respecto a todo lo relacionado con el mantenimiento y control a los que deben ser sometidos este tipo de vehículos, especialmente a todo el asunto con la ITV (Inspección técnica de vehículos).

En términos sencillos, si, los coches eléctricos e híbridos tienen que pasar la ITV de la misma manera que el resto de turismos.

Sin embargo, existen un par de detalles que los difieren de los coches de gasolina y es que estos usan un sistema térmico convencional mientras que los otros usan un sistema eléctrico de impulsión.

Y a pesar de todo, los coches eléctricos siguen haciendo uso de luces, cuentan con cinturones de seguridad, un sistema de frenos, neumáticos y una gran cantidad de elementos mecánicos que, al final del día, son justamente los que se llevan a revisión en la ITV.

¿Deben pasar los coches eléctricos la ITV?

Si. Todos los coches eléctricos, de gas o híbridos deben lleva a cabo la inspección técnica de vehículos (ITV) de la misma manera que los que funcionan a base de diésel o gasolina.

Todos los vehículos están en la obligación de superar esta revisión para garantizar que funcione correctamente en la carretera y no comprometa la vida de ninguna persona.

¿Cuándo se debe pasar la ITV para el caso de los vehículos eléctricos?

Los coches eléctricos, al igual que los tradicionales, se consideran turismos. Sin importar el tipo de sistema que utilicen para moverse, deben adaptarse a los plazos de ITV relacionado con los turismos tradicionales.

Esto quiere que, para la primera ITV, el coche debe llevarse luego de 4 años de su matriculación. A partir de aquí, la ITV se realizará de manera bianual hasta el momento en que el coche cumpla un total de 10 años. Posteriormente, la ITV pasara a realizarse de manera anual.

¿Cómo es la ITV en un coche Eléctrico?

Por diversas razones, en la actualidad no existe un protocolo bien definido de ITV exclusivo para los coches que funcionen principalmente con electricidad.

Con esto nos referimos a que los vehículos híbridos o eléctricos se terminan rigiendo por las mismas normas y haremos que los vehículos que usan diésel o gasolina. De esta forma, las pruebas son prácticamente las mismas.

¿Cómo funciona?

Cuando se lleva a cabo la ITV se comprueba y mide el desgate de los neumáticos, el correcto funcionamiento de todos los tipos de luces que pueda tener el coche y se comprueba las condiciones del sistema de freno, corroborando que este un estado adecuado para poder circular por las carreteras.

Ahora bien, existen dos pruebas que se realizan habitualmente a los vehículos tradicionales a las cuales no se tendrá que presentar el vehículo si este es uno eléctrico. Nos referimos a las pruebas de gases y a la prueba de ruido.

La razón es muy sencilla, un vehículo eléctrico no emite ninguna de estas dos cosas. Al no poseer un motor que funciona mediante un proceso de combustión, hace que el vehículo no emita ningún tipo de gas.

Por otro lado, uno de los mayores atractivos de los coches eléctricos es que son extremadamente silenciosos.

No todo son buenas noticias, a pesar de no tener que pasar por estas dos pruebas, si será necesario que el coche para un reconocimiento relacionado al cableado de alta tensión y al estado de la batería del vehículo.

Un caso especial a todo esto es la ITV de los coches híbridos. Esto se debe principalmente a que, al contar con un depósito de combustible, estos vehículos si necesitan presentar a las pruebas relacionadas con la emisión de gas y ruido.

Todo esto quiere decir que, de tener un coche hibrido, se tendrá que pasar tanto por las pruebas relacionadas con los vehículos tradicionales, como por las pruebas que solo están destinadas a los vehículos eléctricos.

Documentos necesarios para la ITV en coches eléctricos

Una duda muy usual respecto a la prueba ITV para los coches eléctricos es si estos necesitan de una documentación especial.

La respuesta es que se necesitan los mismos documentos tantos para vehículos a gasolina como eléctricos.

Recordemos que un coche eléctrico se diferencia de uno tradicional por la fuente de energía que usa para poder desplazarse y, al menos a día de hoy, no existe ningún papel que haga una distinción entre los coches que funcionan por combustión a los que funcionan por electricidad.

Esto quiere decir que, en cuanto a los documentos se refiere, se necesitará presentar lo siguiente:

  • Permiso de circulación original.
  • DNI de la persona que porta el vehículo.
  • Ficha técnica del vehículo.
  • Recibo vigente del seguro.

Si ya se ha superado la primera ITV será necesario presentar la tarjeta ITV que recoja los datos del vehículo de las pasadas inspecciones.

Una vez superada la revisión, los vehículos eléctricos reciben una pegatina que básicamente acredita que el coche está en un estado óptimo para poder circular.

Al igual que el resto de vehículos, la pegatina debe colocarse en un lugar que resulte visible, pero que al mismo tiempo no reduzca la visibilidad de la persona que conduce. La multa relacionada por no llevar esta pegatina puede llegar a ser de hasta unos 100 euros.

Criterios de la ITV para coches eléctricos

Es posible superar la ITV con una pequeña lista de lo que se consideran fallos leves. Es importante dejar claro que no es cierto que a partir de un determinado número de fallos leves se suspenda la ITV. Sin embargo, lo que no se puede hacer es aprobar la ITV cuando se cuenta con un defecto grave.

El tiempo máximo para arreglar algún fallo que se haya detectado en la prueba es de 60 días. Si el fallo es muy grave, será la estación la que determine el tiempo máximo.

En este tiempo solo se permitirá circular con el coche para llevarlo al taller y acudir al centro de inspección. Importante, esta segunda inspección no necesariamente debe llevarse a cabo en la misma estación donde se realizó la primera prueba.

¿Se puede circular sin ITV?

No. Da igual las ventajas que pueda presentar un coche sobre otros en cuanto a la cantidad de contaminación o ruido que genera, el que se encuentre en buen estado es una obligación que todos los coches deben cumplir, sin ningún tipo de excepción.

Como ya hemos mencionado, la pegatina de la ITV indicara si el vehículo puede entrar en circulación o no.

¿Existe algún descuento por ser un vehículo eléctrico?

Curiosamente, el hecho de que existan algunas facilidades relacionadas con los puntos de recarga o con la propia adquisición de un vehículo eléctrico nos puede llevar a pensar de también existen ayudas económicas relacionadas con la prueba ITV.

Sin embargo, la inspección técnica del coche no se utiliza como un medio para incentivar el uso de vehículos eléctricos en España, por lo que en la actualidad no existe ningún tipo de ayuda.

Ahora bien, la web de la ITV señala que puede darse el caso de que la inspección resulte un poco más económica para los vehículos electrónicos que para los de combustible tradicional.

Esto, entre otras cosas, debido a que se suele requerir de menos tiempo para llevar a cabo la revisión en un automóvil eléctrico.

Por otro lado, la inspección también varía un poco en función de la comunidad autónoma donde se realice.

EL precio medio de la ITV en España en la actualidad ronda los 34.7 euros para los coches a gasolina y 41.7 euros para los que hacen uso del diésel. El precio para los coches eléctricos suele ser casi el mismo que para los de gasolina.

¿Necesitas Instalar un Cargador? Solicita Presupuesto Aquí