¿Qué significa Infraestructuras Recarga Vehículo Eléctrico (IRVE)?

En la gran mayoría de sectores relacionados con la gestión y la movilización de la electricidad se suele hacer uso de anacrónicos que, en ciertas ocasiones, suelen muy particulares y pueden confundir fácilmente a las personas menos especializadas en este sector.

La cuestión es que uno de los términos más utilizados y conocidos que está muy asociado a el uso de los vehículos eléctricos es elIRVE”.

Un IRVE no es otra cosa que las iniciales de “Infraestructura de recarga para vehículos eléctricos”. Antes que nada, es importante tener muy claro que contar con una buena Infraestructura de recarga es un factor vital para el buen desarrollo y la adecuada expansión de los vehículos eléctricos.

Esto se debe principalmente a que, si no existe una buena Infraestructura asociada a la recarga, los vehículos que hagan uso de la electricidad como fuente primaria para su desplazamiento, simplemente no contaran con la capacidad de circular por todo el territorio nacional.

Ahora bien, para hablar un poco más en detalle, pasemos a dejar claro algunos conceptos básicos en este tema.

¿Qué es una estación de recarga?

Cuando las personas hablan de una estación de recarga se refieren a un conjunto de elementos que son absolutamente necesarios para llevar a cabo la conexión del vehículo eléctrico a la red eléctrica necesaria para su recarga en KW. Existen un total de dos tipos de estaciones de recarga:

  • Punto de recarga simple: Esto no es más que un punto simple que cuenta con las protecciones necesarias y con una o varias tomas de corriente especialmente diseñadas para los vehículos eléctricos.
  • Punto de recarga tipo SAVE (Sistema de alimentación específico del vehículo eléctrico): Este es un conjunto de equipos que han sido diseñados para suministrar energía eléctrica con el fin de recargar un vehículo eléctrico. Aquí se incluye todo lo relacionado con la protección de la estación, el cable de conexión y el enchufe de corriente.

¿Qué es una Infraestructura de recarga de vehículos eléctricos (IRVE)?

Un IRVE no es otra cosa que el conjunto de dispositivos, tanto físicos como lógicos, que han sido destinados a la recarga de vehículos que usen electricidad como fuente de energía para desplazarse y que, además, cumplan con los estándares de seguridad previstos para cada caso. La idea detrás de un IRVE es presentar un servicio de recarga de una forma que sea completa e integral.

Es importante dejar claro que cuando se habla de un IRVE no solo se incluye a la estación de recarga en sí, sino que también entran los sistemas de control, los cuadros eléctricos, los equipos de protección y medida y cualquier otro tipo de tecnología asociada a la recarga de electricidad.

Ahora bien, un IRVE puede funcionar por medio de distintos “Modos de carga”. A continuación, hablaremos un poco de ellos, con especial atención al denominado “Modo de carga 1”.

Modo de carga 1

Los postes de recarga para vehículos eléctrico han sido especialmente diseñados para cubrir todas las necesidades que puedan surgir en la carretera referentes a la recarga de un vehículo eléctrico, cumpliendo en todo momento con las normativas asociadas a la seguridad eléctrica, seguridad en el acceso, la medida y el consumo.

Toda la serie de equipos de las IRVE han sido diseñadas para poder brindarle al usuario que uso un automóvil eléctrico un método sencillo y eficaz para llevar a cabo su recarga.

En este caso, los postes de recarga han sido dotados de un robusto, pero también sencillo sistema de acceso sin contacto, esto permite hacer un uso muy fluido del sistema de apertura y cierre.

Todo esto quiere decir que el proceso de recarga puede ser llevado a cabo por cualquier usuario que disponga de un vehículo eléctrico, sin la necesidad de requerir de conocimientos técnicos.

Este tipo de postes está pensado para ser colocados en lugares que se encuentren en la intemperie y que puedan servir como destino para el estacionamiento de cualquier tipo de vehículo (coches, motos, transporte público, limpieza…). Los ejemplos más clásicos son parkings públicos, aeropuertos, empresas de limpieza, entre otros.

La conexión del vehículo eléctrico a la red de alimentación se puede realizar por tomas de corriente alterna que cuenta con intensidades que no superan los 16 A y tensiones que no superiores a los 250 Voltios de corriente alterna en monofásico o 480 voltios en trifásico con el uso de conductores activos y de protección.

Características

  • Estos postes suelen contar con un cuerpo metálico a prueba de vandalismo de unos 1.5 mm.
  • Hacen uso de una tarjeta de proximidad.
  • Cuentan con un display a color de 6 pulgadas con una resolución de 640 x 480 que permite la correcta monitorización de la información.
  • Cuenta con protección diferencial y reconexión automática.
  • Diseñados para proteger contra las sobretensiones.
  • Tienen un sistema de protección contra intentos de robo de energía.
  • Diseñados para que puedan ser operados de una manera sencilla y práctica.
  • Suelen contar con un panel solar de 5W.

Modo de carga 2

En este modo se cuenta con una conexión del vehículo a la red de alimentación de corriente alterna sin excederse de los 32 A y 250 V.

También se puede disponer de 480V en modo trifásico. Cuenta con un sistema de conductores activos, un sistema de protección para las personas y contra choques eléctricos

Modo de carga 3

En este modo se cuenta con una conexión directa que va desde el vehículo eléctrico a la red de alimentación con el uso de corriente alterna y, muy importante, un punto SAVE.

Modo de carga 4

En este modo, a diferencia del modo de carga 3, se cuenta con una conexión indirecta por parte del vehículo eléctrico a la red de alimentación con el uso de corriente alterna y con un punto SAVE.

Requisitos generales de las IRVE

Alimentación

La tensión base de tolas las instalaciones eléctricas que sean utilizadas con el fin de proporcionar un centro de recarga para vehículos eléctricos alimentados desde la red de distribución deberá estar comprendida entre 230 y 400 V en corriente alterna para los modos 1, 2 y 3 expuestos anteriormente.

Si lo que se quiere es tener una estación de recarga que haga uso de alimentación trifásica, la tensión asociada a la alimentación del vehículo deberá encontrarse en el rango de entre 127 y 220 V.

Sistemas de conexión neutro

Esto debe tomarse en cuenta con el objetivo de brindar protección contra contactos indirectos mediante el uso de una protección diferencial (protección contra choques eléctricos).

Puntos de conexión

El punto de conexión en las estaciones de recarga deberá estar situado junto a la plaza a alimentar y estar instalado de forma fija en una envolvente.

Deberá contar con una altura mínima para las tomas de corrientes de 0.6 m sobre el nivel del suelo. Si la estación de recarga ha sido diseñada para que pueda ser usada por cualquier persona, la altura mínima deberá ser de 1.2 metros.

Para los modos de carga 3 y 4, tanto las bases como los conectores deberán estar siempre incorporados en un SAVE o, en su defecto, en un sistema equivalente que pueda llevar a cabo las funciones de un SAVE.

Medidas de protección en una IRVE

Protección contra contactos directos e indirectos

El circuito que se encarga de proveer a las estaciones de recarga de vehículos eléctricos deberá contar siempre con un conductor de protección. La instalación general deberá en todo momento disponer de una toma de conexión a tierra.

Sin importar el tipo de esquema utilizado, la protección de todos los equipos utilizados deberá asegurar mediante un dispositivo de protección diferencial (protección contra choques eléctricos). Estos dispositivos podrán formar parte de la instalación fija y, de necesitarlo, podrán estar entro del SAVE.

Protección contra influencias externas

En el caso de instalación que se encuentren en el exterior, se debe contar con protección a cuerpos extraños que puedan causar perforaciones, protección a la posible penetración de agua, corrosión y posible exposición a rayos ultravioletas.

En el caso de instalaciones que se encuentren en estacionamientos o viviendas se deberá contar con la debida preparación del personal que hará uso del equipo.

Protección contra impactos mecánicos

Se deberá colocar el material eléctrico en una ubicación que no propicie el riesgo a un impacto que resulte previsible. Es importante disponer de una seguridad adicional si el equipo a utilizar se encuentra en zonas que presenten un alto riego de impacto.

¿Necesitas Instalar un Cargador? Solicita Presupuesto Aquí